El 24 de agosto del año 2010, fueron encontrados 72 personas migrantes, torturadas y   asesinadas en una bodega ubicada en el Rancho Huizachal, San Fernando Tamaulipas, 14 mujeres y 58 hombres, originarios de distintos países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Ecuador, Brasil y la India, cada una de las 72 víctimas huían de las condiciones de desigualdad, pobreza y marginación, que les obligaron a abandonar sus países de origen para emprender la ruta hacia los Estados Unidos, 72 personas a las que  les fueron arrebatados los sueños, la vida y la esperanza.

A diez años de este terrible hecho 72 familias siguen esperando conocer la verdad, 72 familias se siguen preguntando ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Quién o quiénes lo hicieron?

A diez años todavía hay 9 víctimas sin identificar,

A diez años aún hay familias que no tienen certeza que fue su familiar el que recibieron,

A diez años 72 familias siguen luchando por una justicia que no llega.

A diez años hechos como este, se siguen repitiendo.

A diez años son más de 72…

Es por ello, que nosotros (as) comités y colectivos de familiares de migrantes desaparecidos, ante la indolencia de los entes estatales, acompañamos a los familiares de las víctimas en su reclamo de VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN, el que se torna todavía más difícil en virtud de que muchos y muchas de ellas se encuentran en nuestros países centroamericanos.

Exigimos al Estado mexicano cumpla con la responsabilidad de facilitar el acceso las investigaciones y demás derechos que les asisten, a las víctimas, sus representantes y acompañantes, que encuentran fuera del estado mexicano, sin ningún tipo de distinción.

Como acompañantes de familias de migrantes desaparecidos nos sumamos a las exigencias de las 72 familias, para que el estado mexicano investigue los hechos de masacres y desapariciones de migrantes con una visión integral y de Derechos Humanos para que las familias puedan obtener VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN.

Ante las políticas migratorias cada vez mas represivas y la constante criminalización y persecución que se vive en la región, exigimos medidas de no repetición que comprometan a los estados a garantizar en todos sus aspectos el derecho de todas y todos a migrar.

Reiteramos a las familias nuestra solidaridad, respeto y admiración, por convertir el dolor, en digna rabia que honra la memoria de las víctimas, por su lucha incansable por la Justicia.

Por ellas, debemos NO OLVIDAR.

24 agosto 2020

Honduras, Guatemala y El Salvador

Asociación Comité de Familiares de migrantes Fallecidos y desaparecidos El Salvador (COFAMIDE)

Asociación de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala (AFAMIDEG)

Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso (COFAMIPRO)

Comité de familiares de Migrantes Desaparecidos del Centro de Honduras (COFAMICENH)

Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos Amor y Fe (COFAMIDEAF)

El 24 de agosto del año 2010, fueron encontrados 72 personas migrantes, torturadas y   asesinadas en una bodega ubicada en el Rancho Huizachal, San Fernando Tamaulipas, 14 mujeres y 58 hombres, originarios de distintos países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Ecuador, Brasil y la India, cada una de las 72 víctimas huían de las condiciones de desigualdad, pobreza y marginación, que les obligaron a abandonar sus países de origen para emprender la ruta hacia los Estados Unidos, 72 personas a las que  les fueron arrebatados los sueños, la vida y la esperanza.

A diez años de este terrible hecho 72 familias siguen esperando conocer la verdad, 72 familias se siguen preguntando ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Quién o quiénes lo hicieron?

A diez años todavía hay 9 víctimas sin identificar,

A diez años aún hay familias que no tienen certeza que fue su familiar el que recibieron,

A diez años 72 familias siguen luchando por una justicia que no llega.

A diez años hechos como este, se siguen repitiendo.

A diez años son más de 72…

Es por ello, que nosotros (as) comités y colectivos de familiares de migrantes desaparecidos, ante la indolencia de los entes estatales, acompañamos a los familiares de las víctimas en su reclamo de VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN, el que se torna todavía más difícil en virtud de que muchos y muchas de ellas se encuentran en nuestros países centroamericanos.

Exigimos al Estado mexicano cumpla con la responsabilidad de facilitar el acceso las investigaciones y demás derechos que les asisten, a las víctimas, sus representantes y acompañantes, que encuentran fuera del estado mexicano, sin ningún tipo de distinción.

Como acompañantes de familias de migrantes desaparecidos nos sumamos a las exigencias de las 72 familias, para que el estado mexicano investigue los hechos de masacres y desapariciones de migrantes con una visión integral y de Derechos Humanos para que las familias puedan obtener VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN.

Ante las políticas migratorias cada vez mas represivas y la constante criminalización y persecución que se vive en la región, exigimos medidas de no repetición que comprometan a los estados a garantizar en todos sus aspectos el derecho de todas y todos a migrar.

Reiteramos a las familias nuestra solidaridad, respeto y admiración, por convertir el dolor, en digna rabia que honra la memoria de las víctimas, por su lucha incansable por la Justicia.

Por ellas, debemos NO OLVIDAR.

24 agosto 2020

Honduras, Guatemala y El Salvador

Asociación Comité de Familiares de migrantes Fallecidos y desaparecidos El Salvador (COFAMIDE)

Asociación de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala (AFAMIDEG)

Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso (COFAMIPRO)

Comité de familiares de Migrantes Desaparecidos del Centro de Honduras (COFAMICENH)

Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos Amor y Fe (COFAMIDEAF)

Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de la Guadalupe (COFAMIGUA)