Artículo publicado en La Jornada el 09 de marzo de 2015

México, DF. Organizaciones civiles y de defensa de los derechos humanos se manifestaron esta mañana en el Senado en contra del nombramiento de Eduardo Medina Mora como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que, sostienen no reúne las condiciones, es una persona que no es independiente, “y nos preocupa que se consume su elección en la Cámara Alta”.

Alma Beltrán, de GIRE, destacó “estamos muy preocupados por este proceso de designación de ministro de la Corte. No hay perspectiva de género, se debió haber privilegiado a personas con conocimientos en la materia”.

Por su parte, Iván García Gárate, del Observatorio de Designaciones Públicas, dijo que “es Medina Mora es una persona ligada a grupos políticos de este país y su presencia pone en riesgo a la Corte para que cumpla sus funciones de manera más precisa. Nos preocupa la candidatura de Medina Mora, porque pondría en riesgo la autonomía de la Corte”.

Mientras Samuel Kenny de la Fundación para la Justicia y el Estado de Derecho expresó su preocupación por la ausencia de mecanismos de verificación de los escritos que entregaron los candidatos. Dijo que deberían aplicarse mecanismos como los de la República Dominicana, Uruguay o Colombia para designar al ministro”.

En tanto, la senadora del PRD, Dolores Padierna, dijo que “han querido designarlo a toda velocidad, mañana lo quieren votar; es una terna a modo para nombrar a Medina Mora”.

Medina Mora, subrayó, es un hombre que como funcionario tiene recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, de la Auditoria Superior de la Federación, e incluso en Estados Unidos se le señala de haber participado en violación flagrante a las leyes mexicanas; “está relacionado con la represión brutal en San Salvador Atenco, con la irrupción de la Policía Federal en contra de la huelga de trabajadores Sicartsa, en el conflicto de la APPO en Oaxaca, en el encarcelamiento injusto de tres mujeres indígenas, en la persecución contra el padre Solalinde, entre muchos otros”.

Padierna dijo que aunque en el Senado se recibieron 24 mil firmas en contra de la designación de Medina Mora, el PRI “dice que no importa, que lo que importa es lo que ellos van a votar que los ciudadanos no tienen facultades para decidir el voto en el Senado”.